El Pou de la Figuera denuncia las redadas, sin mencionar las redadas

Instalación de la exposición Escolta'm en el Pou de la Figuera

Instalación de la exposición Escolta’m en el Pou de la Figuera

A los políticos les molestan las palabras. Prefieren dar rodeos, mencionar sin concretar, perderse en laberintos idiomáticos imposibles, antes que llamar a las cosas por su nombre.

Ya lo vivimos con Zapatero cuando huía de la palabra “crisis“, y  lo vemos ahora con Rajoy cuando se empeña en llamar “ayuda” lo que se sabe es un “rescate“.

¡En fin! Sin ir muy lejos, aquí mismo en Barcelona, en el barrio del Pou de la Figuera, el Ayuntamiento se empeña en que la palabra “redada” nombra algo inexistente.

La historia es la siguiente: el fotógrafo Joan Tomàs y la Fundació Ciutadania Multicultural-Mescladís montaron la exposición Escolta’m (Escúchame, en catalán). Fotografías de gran formato de jóvenes del barrio servían para denunciar -entre otras cosas- la persecusión que muchos sufren debido a su color de piel.

Para nadie es un secreto que la Policía pide documentación a la salida del metro, en algunas esquinas y plazas y que, curiosamente, se centra en las personas que aparentemente no son de este país.

Lo que popularmente se conoce como “redadas” es una práctica ilegal, porque la Policía sólo podría pedirle la documentación a TODO el mundo si sospecha que por ahí ronda un delincuente perseguido o si se ha cometido un delito hace poco en las inmediaciones.

Pues a la foto que claramente pedía “Stop redadas” se le quitó la palabra en cuestión porque al Ayuntameinto no le gustó y asegura que aunque sí dio el permiso para poner la instalación fotográfica en las paredes de un centro cívico público, el tema era la integración, “pero no con esas referencias directas ni ese gran formato”.

A ver, a ver, a ver… ¿Qué es la integración? ¿Buen rollito entre todos? Me parece a mí que no. Integrar tiene que ver con debatir, con convivir, con denunciar cuando es necesario y con dialogar siempre que se pueda. La integración pasa por exigir que se cumpla la ley para todas las partes.

La exposición tuvo que quitar la palabra “redadas” y el Ayuntamiento está tan contento, que creo que no ha entendido la magnitud de lo que aquí se ha planteado: un debate abierto y urgente sobre delincuencia, racismo institucional, efectividad policial y vecindad.

¡Pero bueno! Mientras las palabras no estén ahí para quitarles el sueño a los políticos, podremos vivir todos contentos en el país del nunca jamás…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s