Los ‘dreamers’ ganan su Green Card

La portada del Time dando voz a los indocumentadosUn millón, un millón de personas. Un millón se dice pronto pero se debe contabilizar con calma, porque hablamos de jóvenes entre 16 y 30 años que llegaron a Estados Unidos desde diferentes rincones del mundo. Llegaron siendo niños y hoy son estudiantes o profesionales o trabajadores INDOCUMENTADOS.

Este grupo de ‘sinpapeles’ de Estados Unidos está de fiesta porque el Gobierno acaba de anunciar que legalizará su situación. Se termina así una larga lucha judicial y política que ha intentado, varias veces, sacar adelante en el Congreso la llamada Dream Act, una reforma a las leyes migratorias que contemplaría la legalización de los jóvenes que prestan servicio militar o que están haciendo una carrera universitaria.

Sin embargo, el Congreso siempre ha dicho “no” por considerar que se abre la puerta a la legalización de los miles, millones que -por diferentes circunstancias- siguen sin papeles pese a llevar años residiendo y trabajando bajo la sombra del Tío Sam.

La cosa es que sacar la ciudadanía estadounidense es un camino largo y tortuoso que puede llevar más de diez años. Así lo relató hace un año a The New York Times el periodista de origen filipino, José Antonio Vargas, líder del movimiento Define American, cuya lucha -precisamente- se centra en los derechos de los jóvenes, hijos de inmigrantes.

El caso es que esta semana, precisamente, Vargas lidera la portada de la Revista Time en la que 60 valientes ‘sinpapeles’ cuentan sus historias. Del periodista en cuestión diremos, para resumir, que se ganó el Pulitzer y que ha escrito para San Francisco Chronicle, The Philadelphia Daily News o The Washington Post. Mejor dicho, un indocumentado como Dios manda: iletrado, ignorante e incivilizado.

Vídeo sobre el reportaje de Time

Pero volviendo al tema: Que Time dé voz a los jóvenes ‘sinpapeles’ y que Obama les reconozca sus derechos es más que un logro para los incansables activistas de la Dream Act. Los ‘dreamers’, como prefieren que les llamen, ya podrán caminar tranquilos y ejercer sus carreras o estudiar lo que les dé la gana sin miedo a una deportación.

Y digo yo: ¿En España seremos capaces de formar un movimiento político que luche por los derechos de los inmigrantes? Pero me refiero a uno de verdad, uno que sepa hacer lobby con todos los partidos, que no se amilane ante la primera derrota y que reivindique derechos de todos y no de unos cuantos.

¿Será que sí?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s