¿A quién le importan los Centros de Internamiento para Extranjeros?

Centro de Internamiento para Extranjeros de Barcelona

Imagen tomada de 100problemas101soluciones.wordpress.com

Titular del 8 de enero de 2012: Técnicos españoles trabajan en Brasil en situación irregular
Y se explica más abajo: “Es frecuente trabajar con visado de turista mientras se espera regularizar la situación debido a las dificultades para instalarse legalmente en el país.”

Titular del 6 de enero de 2012: Muere de forma súbita un joven africano en el centro de extranjeros de Barcelona

La noticia merece nuevo informe en la prensa, que titula así el 11 de enero de 2012:  Los centros de internamiento de simpapeles, bajo sospecha. Y explica más abajo: “Varias entidades denuncian el maltrato y piden el cierre de los CIE”

6, 8 y 11 de enero de 2012. Sólo tres días para digerir estas noticias que, en apariencia, tienen poco qué ver: los españoles trabajan como indocumentados en Brasil y los extranjeros indocumentados en España sufren vejaciones y maltratos en centros de detención especialmente diseñados para ellos.

Contrario a lo que podría pensarse, hay mucho en común entre ambas noticias: las dos hablan de personas que se buscan un mejor futuro fuera de sus países y las dos dan cuenta de los largos y engorrosos procesos para legalizar la situación administrativa como extranjeros, o lo que es lo mismo: para sacar papeles.

Leyendo ambas noticias nos queda claro que ni los españoles residentes en Brasil ni el guineano fallecido (como muchos extranjeros en España) cuentan con ‘papeles’ para trabajar. ¿La diferencia? Seguramente en Brasil no los esposarán para deportarlos ni los hacinarán en centros cuya definición no da para régimen carcelario, pero tampoco para detención provisional. Los extranjeros sin papeles en España pueden pasar hasta 60 días en los CIE sin que se les concedan mínimas garantías.

Han sido muchas las protestas exigiendo el cierre inmediato de los CIE pero al Gobierno o no le interesa el tema o no quiere escuchar nada al respecto.

En las salidas del metro, en los barrios con mayor población inmigrante y en las proximidades de los consulados los policías (uniformados o no) siguen pidiendo ‘papeles’ a quien tenga cara de extranjero y lo seguirán haciendo, pese a que organismos como Aministía Internacional  han denunciado públicamente estas prácticas y condenan al Estado español.

No hay caso. Toca volver la vista a las noticias sobre los que se van y esperar con paciencia la publicación de los reportajes sobre lo mal que lo pasan para sacar sus papeles, para demostrar que son profesionales cualificados o para ganarse el respeto de la sociedad a la que llegan.

¡Saquemos pañuelos blancos en el puerto y deseémosles suerte! Que no encuentren Centros de Internamiento para Extranjeros en sus caminos ni mucho menos policías de paisano que  les rompan en la cara sus pocas oportunidades de demostrar que quieren trabajar libremente en aquellas tierras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s