Alborotos de sensibilidad en el Día del Padre

Hoy es el Día del Padre en España y en Bolivia. Celebran la fiesta de San José (padre a prueba de todo escepticismo, sin duda) y yo veo desde la barrera, desde la tribuna de mi lejanía con las fiestas religiosas y de mi desentendimiento con las efemérides españolas, tan diferentes de las colombianas.

Y no veo padres emocionados por recibir los regalos de sus hijos, ni hijos apresurándose a conseguir lo último en corbatas y taladros. Sólo veo gente que va y viene en su rutina cotidiana, tal vez esperando una comida o una cena familiar en domingo, cuando todos pueden, cuando se reconvierten en familia.

Seguramente porque eso de celebrar el “Día de…” está más que revaluado. ¿Quién decide qué y cuándo se festeja a alguien? ¿El mercado (¡uy! qué terrible palabra)?, ¿los vendedores? ¿el Vaticano con el santoral? ¡Quizás sea el mismo gnomo que decide por qué este año Semana Santa cae en abril  y no en marzo!

Total que, al margen de las especulaciones y las críticas con la comercialización de todo, me quedo pensando en el milagroso hecho de ser padre: de convertir un espermatozoide en material genético de primera.

A mi papá, como a tantos mayores de 60, lo que más les preocupaba era tener con qué alimentar los retoños cuando llegaran a este mundo. No digo que a los papás modernos no los desvele esa angustia, pero noto que les importa también el “antes de que nazca”. Que les encanta poner la mano en la barriga de “ella” para notar a su pequeño descendiente en cada movimiento, por leve que sea.

Esa sensibilidad, ganada a golpe de cambios de mentalidad, tanto de ellas como de ellos, es una de las mejores inversiones familiares de las últimas décadas. Y me encanta verlos recogiendo a los niños en el colegio, y me emociono escuchándolos conversar con los nenes en el metro y me alegra encontrarlos solos en un ascensor con los cochecitos o los porta-bebés. Que se involucran, que se empapan de zalamería.

Tampoco digo que los papás de antaño se desentendieran del todo (el mío se preocupaba por darme el biberón a cucharaditas) ni que los modernos sean postales dignas de un comercial de Jhonson’s (los hay que no desconectan del trabajo ni con un pañal en las narices).

Sólo intento decir que esto de la paternidad y la maternidad a partes iguales tiende a ser cada vez más cotidiano y ahí, una vez más, demostramos que la sociedad va más adelante que la legislación.

¿Por qué no sucede lo mismo con la compatibilización de horarios familiares y laborales? ¡Largas disertaciones, señoras y señores! Seguro que largas discusiones sobre la conveniencia de no frenar el ritmo de crecimiento económico y demás bondades del mundo occidental.

¿Y la conveniencia de que un niño crezca sano emocionalmente? ¿Y la inversión en el futuro de una sociedad con seres humanos más equilibrados? ¡Pues esas preguntas parece que sí se las han respondido muy bien en Austria, Suecia y Noruega y no por invertir en sus familias han dejado de ser menos competitivos.

Anuncios

2 comentarios en “Alborotos de sensibilidad en el Día del Padre

  1. Al dijo:

    Yo digo que todo es culpa del gnomo del calendario lunar!!! atrápenlo!!! jajajaja.

    Definitivamente es reconfortante el ver que las familias son cada vez más equilibradas. A mi todavía me tocó un Padre ausente que se la vivía en el trabajo para llevar el gasto.

    Y si Noruega tiene unas políticas sociales muy buenas, sino fuera un país tan frío e insipido, literal y figurativamente, pensaría en irme para allá jaja. Aquí creo que se dan 2 semanas. Pero el colmo son los gringos, según me comentó una amiga que vive en Houston, allá cuando las voces dijeron “igualdad para padre y madre” el gobierno dijo, ok, entonces se quita el permiso por maternidad…ahora tienen que meter vacaciones y bajas por enfermedad 0_o

  2. ZAS dijo:

    Vámonos para Noruega!! Quizás se vuelva menos insípido con nuestra presencia…
    Y sobre los gringos… no comments. ¡¡No saben de lo que se pierden!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s