Con un pie en Colombia y otro en Catalunya

“¿Cuándo dejarás de presentarte como periodista colombiana en Barcelona?” Me preguntaba la mujer frente a un auditorio que esperaba mi respuesta. “Es lo que soy”, fue lo primero que se me ocurrió contestar.

Comprendí la buena intención de la pregunta, comprendí que me quería hacer ver que yo era parte de esta ciudad, que no era necesario puntualizar que provengo de otra latitud. Pero yo también necesitaba que ella entendiera que por más lejos que me vaya de mi país, mi pasaporte va impregnado a mi piel. Y algo así dije:

Por más integrada que me sienta en este país, por más años que lleve en Catalunya y, por más o menos bien que me haga entender en catalán, no puedo abandonar mi condición de colombiana. Es más, a veces siento que tengo un pie allí y otro aquí porque sé que estoy muy desvinculada de lo que sucede allí pero intento acomodarme cada día a esa no presencia”.

Y creo que lo entendieron. Porque asentían con las cabezas y me miraban como esperando que explicará más. Pero no pude. Es que no puedo explicar esa sensación de ‘corazón partío’ que me acompaña, sobre todo cuando voy a votar y sigo minuto a minuto los resultados de las elecciones por internet; o cuando muere un personaje público y lo rescato de entre mis recuerdos infantiles; o cuando hay inundaciones y estoy pendiente de las imágenes que pasan por la televisión pública española para enterarme mejor; o cuando abren una fosa común y es noticia a nivel mundial por la magnitud de lo hallado pero en la prensa colombiana deja de importar al cabo de dos días; o cuando un deportista colombiano ondea su bandera con la Copa de Europa en la mano y a mí se pone la piel de gallina; o cuando una cantante colombiana es invitada a abrir el Mundial con su voz y su cadencia.

Y sigo aquí. Y abro el periódico y me indigno con la falta de coherencia de los partidos políticos; y espero que La Roja no decepcione; y sufro cuando una muerta más engrosa las cifras de violencia de género; y me emociono viendo llorar al gran tenista en canchas francesas; y me desconciertan las medidas ‘anti crisis’ que no tocan los grandes capitales; y me encanta tropezarme en una plaza con una colla castellera; y ansío estar algún día en la lista de quienes entrarán a las cuevas de Altamira; y me da rabia que critiquen sin ningún argumento a los catalanes; y no entiendo que un juez tenga que irse del país por su compromiso con la justicia; y me río con el doble ‘polaco’ de Montilla y con las parodias televisivas del Rey.

Sí. Todo eso que soy y que a veces intento explicar me da vueltas en la cabeza cuando me preguntan ¿por qué tu nombre? ¡Porque es árabe! ¿por qué tu acento? ¡Porque soy colombiana! ¿pero por qué la Senyera? ¡Porque me gusta vivir en Catalunya! ¿y por qué vas a Madrid? ¡Porque  adoro esa gran ciudad!

Como el Rubik, mi cubo mental se arma y se desarma con muchos colores, con muchos acentos, con muchas tierras…

Anuncios

3 comentarios en “Con un pie en Colombia y otro en Catalunya

  1. …esta manía de la luz que nos obliga a ir a cada lugar acompañados de nuestra sombra. También somos lo que fuímos y lo que seremos. Siempre. Desde este lado de tus dos tierra un beso colombiano pa vos..

  2. Si pudiéramos ser, sin identificarnos con lo que creemos que somos, y sentimos.
    Si pudiéramos dejar de tener miedo de todo aquello que desconocemos.
    Si pudiéramos sentir, más allá de nuestros sentimientos.
    Quizá no seríamos nosotros, pero seríamos más humanos.

  3. El limbo nacional. La distancia como ejercicio de cercanía.
    Te entiendo Zulma. Ahora estoy en Colombia, y corren días en los que preferiría la inevitable sobrevaloración de ciertas cosas que te otorga el allá, a la también imparable decepción que te embute el aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s