Catarsis contra el “buenismo”

El término “buenismo” lo conocí en España.

La oposición acusa al gobierno de “buenista” cuando no enfrenta con mano dura “el problema” de la inmigración, cuando se empeña en mostrarlo como una oportunidad para la diversidad cultural, aunque avance la economía sumergida y aumente el número de extranjeros ‘sin papeles’. Son buenistas, dice la derecha, porque la izquierda está más preocupada por mostrar su cara más ‘progre’ que por llamar a las cosas por su nombre.

También he escuchado acusaciones de “buenismo” contra las ONG, porque pretenden ayudar a la humanidad, no ya con dinero, sino con trabajo en las zonas de conflicto armado. Todavía no se sabe nada de los tres cooperantes españoles de Barcelona Acció Solidària, que fueron secuestrados en Mauritania a finales del año pasado y, no se me olvida que columnistas y comentaristas de diferentes tendencias políticas, los calificaban de “ingenuos” por arriesgar sus vidas a cambio de nada. Se les dijo “niños bien” que querían calmar sus conciencias metiéndose a la boca del lobo, a esos países  sin futuro, que sólo parasitan ayudas internacionales.

Buenistas, buenismo. Un término que me choca por lo mucho que desprecia el sentido humanitario de algunas decisiones, pero que también esconde una gran verdad. Como casi todos los “ismos”, los buenismos tienden al radicalismo cuando quien se precia de “ser bueno” ignora los matices de la vida. Y lo peor es que los “buenismos” tienden a ser espejismos para esconder prácticas hipócritas, para pintar de ‘arcoiris’ los discursos y quedar bien con todo el mundo.

¿De qué sirve que el Gobierno, con todos sus aires de izquierda, defienda el derecho de los extranjeros a establecerse donde les dé la gana, cuando por detrás del escenario reparte circulares a la Policía para que se intensifiquen las redadas y se aceleren las deportaciones? ¿De qué sirve que el discurso oficial condene la persecución a los defensores de los derechos humanos o se indigne frente a la represión militar en otras latitudes, si en 2008 sólo 4.517 personas lograron solicitar asilo (un 41% menos que en 2007) y únicamente 151 obtuvieron el estatuto de refugiados?

Pero no sólo critico el “conveniente buenismo” gubernamental. También me molesta muchísimo la hipocresía de muchas ONG que se esfuerzan por mostrar una imagen transparente de gestión, pero practican contrataciones condicionadas por amiguismos. Me irrita cada vez un poco más que protejan su imagen institucional hablando de valores siempre siempre positivos como la solidaridad, la igualdad de género y la protección del medio ambiente, como si el discurso bastara para ‘pintar de azul y rosa’ una realidad muy lejana.

Y se indignan y se rasgan las vestiduras condenando los gobiernos de derecha en América Latina. Parten de la misericordia para mirar al Sur con ojos de piedad y llevan su verdad como absoluta y revolucionaria. Lamento informar que países jodidos, como el mío, tenemos algunas ideas para solucionar nuestros problemas, incluso con prejuicios y estereotipos que no son bien recibidos en el esquema “buenista europeo”, pero… qué se le va a hacer. Así de tontos somos. Preferimos el discurso abierto y descarnado pero, por lo menos, coherente con nuestra “salvaje” realidad.

Anuncios

2 comentarios en “Catarsis contra el “buenismo”

  1. Marc dijo:

    El buenismo y el optimismo voluntarista son irresponsables, sean de derechas o de izquierdas. Si se aplica a la gestión de un gobierno, sus consecuencias pueden ser dramáticas; si se aplica a una ONG o un proyecto social, por ejemplo, su consecuencia negativa más usual es el aire de superioridad moral de quien lo practique… Si se aplica a una tertulia de bar, es sólo un coñazo inocuo. 😉 Me gustó el post, Zulma! Más sentido común y menos pose! Lo que hay que hacer es trabajar mucho y honestamente…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s