Por qué el Juez Garzón estuvo en Colombia


Los diarios decían que el juez Baltasar Garzón acompañaba al fiscal del Tribunal Penal Internacional (TPI) en la exhumación de una fosa común en Turbo (Antioquia). La presencia del TPI la entiendo y la aplaudo, pero ¿cuál era el trabajo de Garzón en aquella misión?
Los diarios no me lo aclaraban; sólo ofrecían sus testimonios en el sentido de que “era muy impactante” ver una fosa compuesta por 22 cadáveres y que el Gobierno debería reconsiderar la decisión de extraditar al paramilitar ‘HH’ porque estaba colaborando con la justicia. En efecto, Hebert Veloza García (mejor conocido como ‘HH’) explicó a la Fiscalía cómo llegar al punto exacto de la vereda Las Cañas que evidenciaba una masacre cometida por las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá.

La cosa es que, pese a las declaraciones de Garzón, yo seguía con mi duda: ¿por qué el conocido juez de la Audiencia Nacional de España estaba en Colombia? ¿Es que acaso este tribunal emprende algún proceso relacionado con paramilitarismo?

Algunos me respondieron que no había misterio. Que Garzón era mucho Garzón y que su presencia internacional no necesitaba justificaciones. Está bien. Todos recordamos que en 1998, el juez español marcó un precedente al pedir a Inglaterra la extradición de Augusto Pinochet, porque llevaba el caso de varios españoles torturados y muertos durante su dictadura. Un amigo chileno me decía que aquello fue considerado por muchos sectores de su país como una intromisión inadmisible en asuntos internos; que aunque lo hiciera mal, era la justicia chilena la encargada de llevar los casos contra el dictador.

Yo no tengo una fe tan ciega en la justicia colombiana y agradezco las intervenciones internacionales que procuren hacer veeduría sobre los procesos judiciales relacionados con el conflicto armado. Lo agradezco porque sé que mientras más voces se pronuncien, menos atropellos se pueden cometer contra las víctimas y sus familias.

Sin embargo, que Garzón sea reconocido por muchos como un Batman justiciero, no resolvía la cuestión. Verlo asomado a una fosa común en Turbo me generaba preguntas, así que investigué.

Resulta que el afamado jurista es miembro del Consejo Asesor del Centro Internacional de Toledo para la Paz (CITpax) y que uno de los programas bandera de la institución es: “Acompañamiento y seguimiento a los procesos de desarme, desmovilización y reintegración (DDR) y de regulación y aplicación de la Ley de Justicia y Paz en Colombia”.

Según me explicaron, el proyecto nació en 2005 y busca “contribuir al cumplimiento de los estándares internacionales en materia de justicia de transición, derecho penal internacional y los derechos a la verdad y la reparación”. Han organizado varias actividades con este propósito y planean lanzar, a finales de septiembre, un Observatorio Internacional sobre el proceso de DDR y la aplicación de la Ley de Justicia y Paz.

Gracias a esta revelación tuvieron más sentido para mí las palabras pronunciadas por Garzón, el asesor del CITPpax, durante su paso por Colombia. Decía el juez que sí era posible pedir a Estados Unidos a los paramilitares extraditados para que respondieran, en Colombia, por sus delitos y cumplieran con la reparación a las víctimas.

Muchas gracias. Me siento más aliviada. No sólo obtuve respuesta a mi duda sino que aprendí algo nuevo y muy interesante: un instituto toledano, con sede en Madrid, se interesa porque la Ley de Justicia y Paz se aplique con respeto.

Por supuesto, les seguiré la pista.

Foto: EFE

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s